Reforma-del-impuesto-de-sucesiones-y-donaciones-en-Cataluña

Reforma del impuesto de sucesiones y donaciones en Cataluña

Hortet Abogados » Blog » Reforma del impuesto de sucesiones y donaciones en Cataluña

La ley 5/2020, de 29 de abril, de medidas fiscales, financieras y administrativas, que entró en vigor el pasado 1 de mayo de 2020, modifica el Impuesto de sucesiones y donaciones e introduce las medidas que les habíamos anunciado en artículos anteriores a éste y que vamos a analizar a continuación.

Las principales novedades que ha introducido la reforma son las siguientes:

1.REDUCCIÓN DE LAS BONIFICACIONES QUE SE APLICAN EN LA CUOTA A DETERMINADOS GRUPOS DE CONTRIBUYENTES.

Se modifican para los parientes del grupo II (hijos mayores de 21 años y ascendientes) las bonificaciones aplicables en la cuota del impuesto, que se reducen considerablemente (no se incluye a los cónyuges, que siguen manteniendo la bonificación fija del 99%).

Estos contribuyentes verán aumentada de forma considerable la cuota, según puede apreciarse en la tabla comparativa siguiente:

HERENCIAS EN CATALUÑA- PARIENTES DEL GRUPO II

Los descendientes menores de 21 años (Grupo I) seguirán beneficiándose de la escala de bonificaciones que se aplicaba hasta ahora, de manera que tras la reforma coexistirán dos escalas (la I y la II) para los contribuyentes del grupo I y II respectivamente.

2.REAPARICIÓN DE LOS COEFICIENTES MULTIPLICADORES POR PATRIMONIO PREEXISTENTE.

Retornan tanto para las herencias como para las donaciones los coeficientes multiplicadores por patrimonio preexistente, en los herederos y donatarios comprendidos en el Grupo I y II.

Por tanto, a partir del 01.05.2020, para el cálculo del impuesto deberemos tener en cuenta el valor del patrimonio que tengan estos contribuyentes a la hora de recibir la herencia o aceptar la donación, a fin de aplicar el coeficiente multiplicador correspondiente. Los citados coeficientes son los siguientes:

3.INCOMPATIBILIDAD ENTRE LAS BONIFICACIONES Y LA REDUCCIÓN POR SUCESIÓN EN LA EMPRESA FAMILIAR

La reducción del 95% aplicable en la sucesión de la empresa familiar pasa a ser incompatible con la bonificación de la cuota sobre el resto del patrimonio heredado, de manera que el heredero tendrá que elegir entre una u otra, a la hora de liquidar el impuesto.

Esto en muchos casos supondrá tener que calcular y concretar cual va a ser la mejor opción de tributación en cada caso concreto, lo cual dependerá del valor que tenga el patrimonio personal que se recibe y que no esté afecto a la actividad.

En definitiva: los cambios y las medidas expuestas nos llevarán a un escenario de mayor tributación, en un impuesto cada vez más cuestionado socialmente. A esto se añade la crítica de si éste era realmente el mejor momento para aprobar la ley, teniendo en cuenta el considerable aumento de la mortalidad y los efectos económicos adversos que está dejando la pandemia del COVID-19.

Lo que sí parece bastante evidente es que, fruto de las reformas introducidas, la planificación sucesoria va adquirir aún más importancia de la que tenía.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto hay que pagar por el Impuesto de Sucesiones en Cataluña?

La fiscalidad depende de distintos parámetros, como el valor de los bienes recibidos, el grado de parentesco con el difunto y el patrimonio preexistente del heredero. Además existen bonificaciones sobre determinados bienes, por lo que el impuesto dependerá de cada situación particular.

¿Cuándo prescribe el Impuesto de Sucesiones en Cataluña?

A los 4 años a contar desde el devengo del impuesto, que se produce a los seis meses de la muerte del causante (por lo tanto 4 años y 6 meses).

¿Cómo tributan las donaciones en Cataluña?

A un tipo fijo que dependerá del valor del bien donado y que puede verse reducido en determinadas situaciones. A la cuota resultante se aplica un coeficiente multiplicador en función del patrimonio preexistente y el grado de parentesco con el donante. Existen además determinadas reducciones en función de los bienes.

Deja un comentario

Call Now Button¡Llámanos!